Saltar al contenido

Injerto Capilar

La caída del cabello o alopecia es uno de los problemas estéticos que más preocupa a las personas. Las causas pueden ser muchas, pero entre ellas se encuentran la ansiedad, el estrés e incluso la misma genética.
Además, con el paso del tiempo, el cabello suele dejar de perder su fuerza y vigor. Por suerte, recuperar el cabello no es imposible gracias a las técnicas de injerto capilar o trasplante de cabello que se realizan a día de hoy.
A continuación, te explicamos qué es el injerto capilar y en qué consiste esta técnica para la recuperación del pelo.

¿Qué es el injerto capilar y en qué consiste?

El injerto capilar o microinjerto capilar es una técnica de intervención quirúrgica que consiste en el trasplante de pelo desde una zona con mucho cabello a una que necesita.
La técnica consiste en la extracción de folículos o una tira de piel (dependiendo la técnica a usar) de la zona occipital del cuero cabelludo para injertar luego en la zona superior y lateral de la cabeza, que suelen ser las que pierden más cabello.
Este proceso se debe realizar en quirófano y necesita de anestesia local para poder realizarse. La operación necesita de al menos 10 profesionales entre cirujanos y ayudantes.
La operación es bastante sencilla y no conlleva riesgos si se realiza bajo el ambiente adecuado con las herramientas correctas y el conocimiento suficiente.
El tiempo que tarda en empezar a crecer el cabello puede variar, pero normalmente suele ser a partir de los 3 meses de haberse realizado la operación.
Por otra parte, la operación de trasplante de cabello suele tomar unas 3 a 5 horas.

Técnicas de trasplante capilar

Existen 3 técnicas utilizadas para el trasplante de cabello a día de hoy. A continuación, las explicamos:

Técnica FUSS o FUT

La técnica FUSS o FUT (también conocida como la técnica de la tira) es la más antigua y una de las más impartidas en la mayoría de centros médicos a la hora de realizar el injerto capilar.
La misma consiste en la extracción de una pequeña tira de piel con folículos de 1 cm de ancho y 15 cm de largo. La tira de piel es utilizada para implantar los folículos extraídos en el área con calvicie.
El corte genera una cicatriz delgada y alargada que se oculta fácilmente con el cabello. Además, al estar situada en la zona occipital (parte trasera de la cabeza) no suele notarse fácilmente.
Esta es la técnica que suele ser más utilizada por mujeres y hombres con serios problemas de alopecia debido a que permite obtener una buena cantidad de folículos para rellenar las áreas sin cabello.

Técnica FUE

Al contrario de la técnica FUSS, la técnica FUE (Follicular Unit Extraction) se encarga de realizar una extracción individual de cada folículo sin hacerlo en forma de tira.
Debido a que no se realiza ningún corte, esta técnica no deja una cicatriz grande. Al contrario, al realizar la técnica, el paciente tendrá pequeñas cicatrices donde se han extraído los folículos.
Las cicatrices son tan pequeñas que apenas logran notarse si se tiene el cabello completamente rapado.
Técnica FUE con sistema SAFER
Una increíble mejora tecnológica a la técnica FUE es la que implementa el sistema SAFER.
Lo que hace esta técnica es aplicar la misma extracción individual de folículos, pero de manera automatizada con un dispositivo. El resultado es mucho más efectivo y al minimizar el daño que se efectúa sobre la piel, las cicatrices son prácticamente nulas.

Mini-injertos y microinjertos capilares: Diferencias

Además de las técnicas FUE y FUSS para el trasplante de cabello también podemos hablar de la forma en que se realiza el injerto de cabello.

Microinjertos

El microinjerto es una técnica mediante la cual el injerto de pelo se realiza por solo un folículo de cabello a la vez en ciertas áreas del cuero cabelludo y como máximo 2 – 3 unidades en otras áreas.
Se trata de la técnica con mejores resultados hasta el momento debido al poco impacto que genera.

Mini-injertos

Los mini-injertos a diferencia de la técnica anterior, injertan de 3 a 12 folículos a la vez para ir repoblando el cuero cabelludo.
Esta técnica es un poco más antigua y cada vez se está dejando más atrás por las desventajas que tiene y el alto impacto que genera al cuero cabelludo.
¿El implante capilar es doloroso?
Seguro que si estás pensando en dejar a un lado la calvicie estarás preguntándote si el injerto capilar es doloroso.
La respuesta es un rotundo no. Cada una de las operaciones para el trasplante de cabello se realizan con anestesia local. Estarás consciente, pero no sentirás dolor alguno durante toda la operación.
Como dijimos antes, la operación puede tomar de 3 a 5 horas y necesita de un tiempo para poder empezar a crecer el cabello.

Trasplante de cabello sin cirugía ¿Es posible?

La preocupación por la caída del cabello es muy alta, por lo cual muchas personas se aprovechan de esto para dar tratamientos “milagrosos” que ofrecen hacer crecer el cabello sin necesidad de cirugía.
No caigas en estos timos que ofrecen productos que solo harán perder tu dinero. La cirugía es la única técnica para poder recuperar el cabello que existe a día de hoy.
Igualmente, esta operación no debe generar ningún tipo de preocupación, ya que se trata de algo bastante pequeño que no conlleva un riesgo potencial para la salud.

¿Cuánto cuesta un implante capilar?

El precio del implante capilar puede variar muchísimo conforme la técnica a utilizar y la ubicación. Además, también hay que tomar en consideración que el costo de la operación puede ser más barato o más costoso conforme la extensión de la zona que se desee repoblar.
Si hablamos de España, por ejemplo, una operación para implantar cabello tiene un precio que ronda los 3000€ por poner 1.500 folículos, lo cual equivale aproximadamente a poblar un 10% a 20% del cuero cabelludo.
Si estamos hablando de una mayor cantidad de folículos, entonces podría llegar a los 7000€.

Injerto capilar en Turquía ¿Vale la pena?

Una alternativa al injerto capilar en España es dirigirte a Turquía, donde muchos afirman que es mucho más económico que en España. Además, que existen una gran variedad de clínicas especializadas en la materia que cuentan con bastante experiencia.
A todo esto, hay que sumarle que, además, muchas de las clínicas turcas realizan una gestión completa para clientes internacionales ofreciendo no solo el precio de la operación, sino también gastos de viaje e incluso estadía.
El precio suele oscilar los 2000 a 3000 euros en total, pero puede ser poco más dependiendo que tan despoblado esté tu cuero cabelludo.
El verdadero problema no es el precio, el problema real de hacer un trasplante capilar en Turquía radica en la confianza que puedes brindarles a los médicos.
Si bien existen una gran variedad de consultorios médicos de alta calidad, el viaje tan largo y el idioma son una gran limitante.
A esto hay que sumarle que cuando se trata de internet, no todas los comentarios positivos y valoraciones son reales, por lo cual hay que andarse con mucho ojo.

Cuidados después de un trasplante capilar

El microinjerto capilar no es algo que sea de 2 días. Pueden pasar hasta 3 meses para que el cabello inicie un crecimiento, pero es hasta los 6 meses a un año que el cabello empieza a crecer fuertemente.
En las primeras semanas tendrás algunas costras por los microcortes realizados a la hora de injertar los folículos. Es importante tener cuidado y seguir a fondo las instrucciones del médico.